Las policías de Maduro: más letales que la pandemia

 

Entre los meses de marzo y abril los cuerpos de seguridad al servicio de la represión del régimen asesinaron diariamente a 7 personas.

Redacción | Primer Informe

En Venezuela, las fuerzas policiales son más letales que la Covid-19. En una entrevista con No Border News, Keymer Ávila, investigador del Instituto de Ciencias Penales de la Universidad Central de Venezuela, dijo que durante los dos primeros meses de la cuarentena, murieron a manos de la policía, unas 428 personas.

En ese mismo período, de acuerdo con las cifras del régimen, el coronavirus había cobrado 10 vidas. «Las fuerzas de seguridad del Estado son 43 veces más letales que la pandemia que azota al mundo», dijo Ávila.

De todos los asesinados, 99 eran privados de libertad que huyeron, huían o manifestaban contra las precarias condiciones en las que se encontraban en calabozos policiales o centros penitenciarios, explicó. El promedio es de 7 muertes diarias en ese período.

LEA TAMBIÉN: Lo que el movimiento Black Lives Matter no quiere ver en Venezuela

Las cifras de violencia por parte de cuerpos policiales en Venezuela son alarmantes. Ávila indica que entre 2010 y 2018 fallecieron a manos de las fuerzas de seguridad del Estado unas 23.688 personas. El 69% de estos casos ocurrió entre 2016 y 2018.

En ese mismo período la tasa de homicidios a manos de efectivos del Estado por cada cien mil habitantes se sextuplica entre 2010 y 2018, y llegó a 16,6. Un registro que es  superior a las tasas de homicidios totales de la mayoría de los países del mundo, subrayó el investigador.

En términos totales, actualmente uno de cada tres homicidios que ocurre en el país es consecuencia de la intervención de cuerpos de seguridad controlados por el régimen.

«En Brasil este tipo de casos apenas ocupan el 7 por ciento de sus homicidios. Durante 2017, Venezuela tuvo más muertes por intervención de la fuerza pública que este país vecino, que tiene siete veces su población: Brasil 4.670 muertes, Venezuela 4.998», acotó Ávila.

La excepcionalidad que ha significado la pandemia ha terminado por otorgarle más poder a quienes ya controlaban todo el aparato del estado.

La mayoría de las víctimas son jóvenes de los sectores populares que son masacrados bajo la excusa de la “seguridad ciudadana”. Esos mismos jóvenes que el chavismo dice representar. 

Contra ellos  se ejerce una «violencia institucional de carácter letal» que «se aplica de manera sistemática, permanente y cotidiana».

El investigador concluyó que dos  décadas después de la instauración del chavismo en Venezuela , a las clases más excluidas no les está yendo mejor que antes. «Por el contrario, hoy la pobreza, las desigualdades, la exclusión y la represión son mayores».

Ávila  aseguró que la lógica con la que actúa el régimen de Nicolás Maduro está basada en un ejercicio ilimitado del poder y la fuerza. «Mientras más se le acusa de autoritario y dictatorial, como generador de terror, más se envilece. El miedo es una de sus principales herramientas».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s